Chat con nenas Lesbianas y Videochat Chicas guapas . Lesbianas Gratis, fotos de Lesbianas, videos de Lesbianas. Todo en sexo de lesbianas erótico.

Chatear con nenas Lesbianas en directo

ENTRAR

 

 
 
 
 
 
 

fotos latinas lesbianas, bailando lesbianas, besos de lesbianas, besos lesbianas, lesbianas solo

 

PAGINA  PRINCIPAL

Lesbianas Guapas          Orgia Lesbianas          Trios Lesbianas

Fotos Gay

Sexo Voyeur

sexo gratis

fetichismo

Sexo Gratis

En la web podras ver los siguientes chat: con chicas podras ver: chat lesbianas, chat de nenas guapas que se desnudan en directo,  chatear con chicas jovenes desnudas , lesbianas chatear con chicas jovenes, en nuestra seccion vip tambien podras ver el chat chueca lesbianas, chueca chat lesbianas, chat lesbianas canarias, chat lesbianas españa, chat lesbianas gratis, chat gays lesbianas, chat lesbianas chueca, chat con lesbianas, chat de lesbianas en chueca com, chat lesbianas barcelona, lesbianas chat canarias, chat de lesbianas de inforchat, chat de gays y lesbianas . Tambien podras chatear con chicas jovenes en madrid, barcelona, sevilla, valencia, bilbao, malaga y toda españa en general. Chatear con chicas jovenes en general. Nenas guapas mandan sus fotos a nuestra web, chicas bisex haciendo sexo con otras chicas guapas, nenas de 18 años muy guapas con tetas grandes, coños rasurados, hacen sexo con consoladores y dildos. Video camaras en directo para sexo online

relatos

FANTASÍA PARA TI Esta es una fantasía dirigida a mi novio en una tarde de lluvia en que se fue la luz

 

 

¡PST, PST!... Hola, ¿estás trabajando? ¿Estás muy ocupado? Estoy pensando en ti, ocupado trabajando, absorto, metido en tu computadora, pero sabes he entrado en ella.

¿Cómo estás? ¿Sorprendido? Es una forma de estar contigo a solas, de sentir como acaricias mi cuerpo a través de tu PC.

¿Sabes?, tienes una mano derecha muy ágil, que se mueve de un lado a otro y que hace muy rico clic, clic, en el lugar correcto y cuando pones tus dos manos sobre el teclado es como si me acariciaras con las yemas de tus dedos, a veces con suavidad, casi sin tocarlo y otras muy rápido.

Muchas veces te quedas viendo el monitor pensativo y quisiera pensar que es por que tienes una fantasía como:

Después de un día pesado de trabajo cuando estás solo y cansado, de repente tomas calidamente el Mouse pensando en cerrar tu día de trabajo, cuando sientes mi mano en la tuya y me vez en el monitor, como tú lo deseas, tratas de cerrar, pero ahora acaricias mi cuerpo.

De repente siento mi mano acariciar la tuya y sale mi cara del monitor para empezar a besarte y mis pechos sustituyen el teclado al cual acaricias con experiencia, se apaga la luz y solo queda un hermoso paisaje en el monitor que alumbra tu oficina, con la cual vez mi cuerpo acercarse al tuyo.

Acaricio tu cara, te beso en los labios y meto las manos a través de tu camisa, la cual voy desabotonando poco a poco, ya sin ella, te acaricio el pecho con mis pechos desnudos y me siento sobre ti, pero ¿sabes?, hay un problema, todavía llevas puestos los pantalones…

Me bajo y empujo tu silla y me arrodillo frente a ti, voy bajando mis manos por tu pecho, hasta topar con el cinturón cerrado, lo desabrocho, después el botón y bajo el cierre lenta y suavemente, pero se atora, ¡estás como a mi me gusta!, termino de abrir el cierre y… te libero, con suavidad te acaricio y sale una gota cristalina de la punta, la cual uso para acariciarte mejor.

Te pido que te levantes para terminar de desnudarte y al ir bajando tus pantalones voy acariciando y besando todas tus piernas. Ahora ya desnudo te empujo sobre tu silla y te beso en la boca, la mejilla, la oreja, ahí te digo palabras calientes que te excitan más, sigo bajando por tu cuello y siento tu escalofrío.

Tienes la piel de gallina y tus pezones erectos, voy bajando por tu garganta a tu pecho, con una mano te acaricio mientras que con la punta de la lengua paso varias veces por tus pezones, les doy pequeños mordiscos y chupetones.

Comienzas a tensar tu cuerpo que está casi recto sobre la silla y tu cabeza colgando hacia atrás, tus manos acarician mi cabello, tu respiración cada vez está más acelerada, mis manos acarician tu pecho y bajan por los costados haciéndote cosquillas y eso me gusta, sentirte así, tenso, caliente e impaciente.

Con la mirada lujuriosa y brillante me pides más ya que estás tan excitado que no puedes ni hablar, y voy bajando, besando cada centímet4o de tu piel, mis pechos acarician tu pene caliente que palpita al contacto y al estar mojado permite que mis pechos resbalen de arriba hacia abajo, de un lado a otro.

Pero ha sido tal la fricción que ahora tu pene está seco, y hay que mojarlo, así que lo beso, en la punta y lo empiezo a lamer hacia abajo y hacia arriba, después lo lamo alrededor y le doy pequeñas mordiditas, ahora me meto la cabeza en la boca y con la lengua lo recorro en círculos, comienzo a succionarlo y soltarlo una y otra y otra vez.

Sin dejar de acariciar tus piernas, tu entrepierna, donde se me enredan los dedos en tus vellos, suavemente acaricio tus testículos que ahora se han puesto duros, tú no dejas de acariciar mi cara y levantar mi pelo para poder ver lo que estoy haciendo, pero...

Tu pene es tan grande que… no me cabe todo, así que ahora lo lamo, muerdo y saboreo por los lados, está que revienta… comienzo a pararme y tú… te relajas un poco.

Ahora yo apoyo las manos sobre el teclado, abro las piernas y me siento sobre tu miembro que parece un tronco, grueso, fuerte, caliente y mojado.

Me dejo caer con todo el cuerpo y tú dejas salir un quejido de placer, una vez adentro, te aprieto con un buen orgasmo y te lubrico más, mucho más y comienzo el juego del sube y baja, hacia un lado, hacia el otro y al centro, ahora en círculos sintiendo como rozas las paredes por dentro, tu aprietas mis caderas y acaricias mi espalda.

Te hago saber que viene otro orgasmo y me jalas hacia ti de los pechos, los cuales acaricias, estrujas y pellizcas los pezones.

Tú sientes las contracciones y lo mojada que estoy y en vez de parar, tu aceleras el ritmo, me aprietas más hacia tu pecho y te vienes, con un gemido que retumba en toda tu oficina.

Me envuelves entre brazos y vamos bajando el ritmo de nuestros corazones, volteo, te beso en los labios, acaricio tu cara, pongo las manos sobre el paisaje del monitor y desaparezco como el humo del incienso, el cual deja una agradable sensación y un olor maravilloso a sexo.

Repentinamente llega la luz y todo vuelve a la normalidad, excepto la sensación de haber estado conmigo, haciéndote el amor.

Autor: Ginny